martes, 3 de noviembre de 2015

UN MILLÓN DE GOTAS, de Víctor del Árbol

"A través de los saltos temporales, de la década de los treinta a un pasado reciente y vuelta al siglo XX, el lector siente que la historia se precipita de manera irremediable hacia un final nada complaciente, pero así es la vida y así es la buena novela negra."
http://blogs.elpais.com/elemental/2014/05/victor-del-arbol-un-millon-gotas.html

UN MILLÓN DE GOTAS son dos historias que convergen en más de 700 páginas. Demasiadas páginas nos han parecido, aunque en realidad se trata más bien de dos novelas que se cuentan a la vez y que confluyen en unos hechos que, por desgracia, ya no interesan cuando son desvelados.
Un inicio agobiante y truculento, la muerte de un niño, provoca muchas preguntas: ¿quién lo hizo? ¿por qué? ¿quién es el cómplice que presenta el asesinato? ¿por qué ahogar a un niño?. Son muchas preguntas cuyas respuestas no son, tal vez solo tangencialmente, las claves del libro.
¿De qué habla el libro? ¿De amor? ¿De los avatares del destino? ¿De la historia de la URSS y del comunismo español? ¿De la venganza? ¿De los héroes públicos y notorios?
De las dos historias nos ha gustado más la que cuenta las peripecias de Elías Gil por la URSS estalinista. La hístoria de la isla de Nazino encoge el corazón.
La otra historia, la de Gonzalo, abogado metido a investigador de la muerte de su hermana y los puntos oscuros de su familia, nos ha parecido poco creíble. Nos hemos encontrado con personajes planos, sin voz propia y con los que es difícil empatizar. Tal vez nos hayan gustado más los malos, con una maldad fría e irracional. 
Es con la muerte de Laura, la hermana de Gonzalo, cuando salta la chispa que provoca el discurrir de la segunda historia, situada en un pasado muy reciente. y es la de Laura la muerte más inocente, la más inmerecida. Nos hubiera gustado que Laura tuviese más suerte en el reparto de los personajes de "Un millón de gotas" 
Nos hemos fijado en que el autor utiliza muchas veces los diálogos de sus personajes como si fueran discursos. Avanza mucho la historia en boca de sus protagonistas, y eso vuelve a los personajes artificiales y a sus comportamientos ilógicos.
¡Qué complejo todo! ¡Cuántas situaciones y reacciones que deben ser explicadas¡ Demasiadas subtramas con las que el autor pretende mantener la tensión de la novela y que luego se desinflan por no haberse resuelto a su debido tiempo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...