martes, 18 de diciembre de 2018

SÉ QUIÉN ERES, de Yrsa Sigurdardóttir

"Hasta una abandonada aldea del noroeste de Islandia, situada exactamente en  la Reserva Natural de Hornstrandin, viajan tres jóvenes para restaurar una casa que acaban de adquirir. Se llaman GardarKatrín y Lif (recién enviudada de Einar esta última) que desean hacer una especie de hotel rural para albergar a los numerosos turistas que durante el verano visitan la zona. Estamos al principio del otoño y el frío ya se ha hecho notar, razón por la que nadie habita ni visita Hesteyri, nombre que tiene el villorrio abandonado, antigua factoría ballenera.
Desde que llegan al lugar los tres comienzan a tener sensaciones que superan el nivel de la normalidad: se sienten observados, oyen crujidos, pasos detrás de ellos, gemidos, incluso llegan a creer entender mensajes emitidos por voces infantiles. El desasosiego, el deseo de regresar a su cómoda vida urbanita en Reykjavik y olvidar esta aventura financiera se apodera de algunos de ellos.
El blog de Juan Carlos
Comentaremos el libro el lunes, 7 de enero, a las 19:00 en la librería Popular.

La geografía de "Sé quién eres"  http://elblogdejcgc.blogspot.com/2017/09/se-quien-eres-de-yrsa-sigurdardottir.html

NUESTROS COMENTARIOS


SÉ QUIEN ERES de Yrsa Sigurdardóttir. 

Título original: Ég man þig (Me acuerdo de ti). Título en inglés:  I remember you

¿POR QUÉ LA ELEGÍ?
Conocí la novela por la colección que en el verano de 2017 publicó El País. Cuando la leí, pensé que era un buen libro para nuestro el Club “El Grito” porque en él hay: investigación, suspense, terror y elementos sobrenaturales; es decir, casi todos los temas que solemos tocar en nuestras lecturas.

LA AUTORA
Yrsa Sigurdardóttir, de nacionalidad islandesa,  nació en 1963 en Reikiavik en 1963; estudió Ingeniería en la Universidad de Islandia y obtuvo un máster en la Universidad de Montreal. Trabaja en una presa, cerca de Reykiavik. Además de escribir relatos para niños, campo en el que ha ganado algunos premios como el del Libro Infantil Islandés, es autora de una serie de novela policiaca protagonizada por Thóra Gudmundsdóttir. "El último ritual", de 2005, la primera novela de esta serie.a serie, al igual que "Sé quién eres", está ambientada preferentemente en Islandia.
Con "Sé quién eres" ganó el Premio Islandés de Novela Negra y fue nominada para el Glass Key. De entre su obra traducida al castellano habría que destacar títulos de la serie de Thóra Gudmundsdóttir: "El último ritual", "Ladrón de almas" y "Ceniza", publicadas en 2005, 2006 y 2007 respectivamente.

SU OBRA:
Libros de la serie Thóra Gudmundsdóttir,
El ultimo ritual (Þriðja táknið, 2005)
Ladrón de almas (Sér grefur gröf, 2006) 
Ceniza (Aska, 2007)
Auðnin, 2008
Horfðu á mig, 2009
Brakið, 2011
Otras Novelas
Sé quien eres (Ég man þig, 2010)
Los indeseados (Kuldi, 2012)
Mentiras (Lygi, 2013)
Libros infantiles
Allí estaba Dan en ella, 1998.
Queremos Navidad en julio de 1999.
Barnapíubófinn, Búkolla y la formación del libro, 2000.

LA NOVELA:
Creo se podría encuadrar como de estilo gótico: fantasmas, apariciones, manifestaciones inexplicables, sueños con informaciones, aislamiento y soledad, edificios y personajes decrépitos, etc. En ella, además de la investigación, abunda el suspense que se mezcla con elementos sobrenaturales y de terror, un poco al estilo de Stephen King (de hecho en bastantes momentos me recordaba la novela IT). Es una novela que puedes imaginártela fácilmente como si estuvieses viendo una película (está en proyecto). La novela se desarrolla en una semana a mediados de otoño del año 2013.
Está dividida en 33 capítulos que narran dos historias independientes que en el último capítulo se enlazan. Cada una de las historias mantiene su intriga y su suspense hasta el final.
Los capítulos impares narran las peripecias de una pareja con problemas económicos y de otra índole (Gardar y Katrin) y una amiga de ellos (Lif) que acaba de quedarse viuda. La acción se desarrolla en HESTEYRI una pequeña aldea deshabitada, de la Reserva Natural de HORNSTRANDIN en la parte más septentrional de Islandia, son los fiordos occidentales islandeses. Estos tres personajes han ido (en principio) a la aldea a restaurar una vivienda para convertirla en un hotelito o residencia de vacaciones de verano que es la única época del año en la que acude personal a la reserva. Gardar, Katrin y Lif, pronto empiezan a tener problemas en la aldea de HESTEYRI; además del frío, la oscuridad (no hay electricidad), el aislamiento (no hay cobertura telefónica, ni internet), la poca pericia para las reparaciones o los pocos conocimientos de senderismo (estrenar unas botas para hacer una caminata, no llevar botiquín, …), comienzan a suceder fenómenos paranormales: ruidos, sombras, hedor, conchas que aparecen, huellas de pisadas, aparición de una cruces, … que van minando la entereza de los tres; llegan a tener tanto miedo que ninguno de ellos quiere quedarse solo. Katrin sufre un par de accidentes (después se sabrá que no fueron tales accidentes) que les dificulta aún más su estancia en la aldea. Con el paso de los capítulos les van sucediendo peores cosas; al final dos de ellos desaparecen sin que la autora dé muchas explicaciones.
Los capítulos pares (la que más me ha gustado) desarrollan la historia de un médico (Freyr) que compagina la medicina general con la psiquiatría en el hospital de ISAFJORDUR, capital de la región de VESTFIRDIR en el noroeste de Islandia. Freyr que hace tres años que se trasladó allí desde REYKJAVIK después de la desaparición (la cual no se resolvió) de su hijo Benni, colabora con la policía y es amigo de la agente Dagny con la que parece que puede llegar a establecerse una relación sentimental pero que, unas veces por culpa de uno y otras por culpa de la otra, no llega a fraguar. Freyr, después de la desaparición de Benni está intentando rehacer vida y no caer en una depresión/locura (en parte se siente culpable),  ha cambiado de hospital y se ha separado de su mujer (Sara) la cual parece estar mental y físicamente más afectada que él. En su colaboración con la policía investiga los destrozos en la guardería de Isafjordur (similar al que había ocurrido en la escuela primaria hace unos 60 años) y el suicidio por ahorcamiento de una señora mayor en una iglesia que no es la de la localidad donde vive. También empiezan a sucederle fenómenos paranormales: voces, puertas que se abren y cierran, fluorescentes que no lucen bien, …. Por otro lado tiene remordimientos por su conducta el día en que Benni desapareció. Esta historia se desarrolla como si fuera la investigación de un asesinato.
Todos los personajes de la novela están interrelacionados entre ellos y todos esconden algún secreto que se van descubriendo en la parte final de la novela. Casi todos los capítulos acaban con suspense lo cual te animan a seguir leyendo, aunque antes tengamos que leer un capítulo de la otra trama. En las dos historias parece que los fantasmas están haciendo de las suyas como si fuesen justicieros castigando a las personas que han hecho daño a otras personas.

ME  HA GUSTADO:
La ambientación en la solitaria y gélida aldea de Hestyri es fantástica. El ambiente oscuro y claustrofóbico, el clima, la desolación del paisaje, los crujidos extraños, las presencias fantasmales, todo contribuye a crear un clima de terror muy logrado.
La preocupación de Freyr por no caer en la depresión o la locura, máxime cuando él es psiquiatra y conoce las señales que pueden dar pistas de que alguien está en ese proceso. El remordimiento y sentimiento de culpabilidad por lo ocurrido a su hijo y por haberse separado de Sara.
En el capítulo 6: La explicación de cómo los que están alrededor de una persona que se suicida no se dan cuenta de donde está llegado y el sentimiento de culpabilidad por no haberlo evitado.
En el capítulo 20: La explicación sobre las personas que se han ido de este mundo si reconciliarse.

PUNTOS DÉBILES:
En la última parte de la novela el nivel de suspense y de terror disminuye bastante ya que los fenómenos paranormales están repetidos.
La utilización del perro: no tiene ninguna relevancia en la novela; creo que solo lo utiliza para añadir más líneas al texto.
La aparición del “escalofrío en la espalda” en los capítulos 8 y 19. Y un “grito mudo” en el capítulo 21.
La autora deja cosas bastantes cosas sin aclarar (¿está preparando la segunda parte?):
Cómo y por qué aparecen las cruces en la espalda de Berdomus.
Dónde han acabado Gardar, Katrin y el antiguo propietario de la casa.

COSAS QUE CHIRRÍAN, ERRORES o FALLOS EN LA TRADUCIÓN:
Capítulo 13: Que la batería de una cámara de vídeo aún tiene carga después de tres años, y con las bajas temperaturas de allí.
Capítulo 14: Que en 1953 se hiciesen informes tan precisos en los colegios de Islandia. En mi colegio no había nada del año 1965 que fue cuando yo acabé la primaria.
Capítulo 20: Dice que Isafjordur está al sur del país cuando está en el norte.
Capítulo 29: Katrin se pone en cuclillas a pesar de tener el pie tan lastimado. Una trampilla (rectangular) que tiene bisagras en uno de sus lados y …. en el lado opuesto; sería muy difícil abrirla.


Capítulo 31: Katrin estaba sentada con los pies en alto sobre una silla de la cocina y con la cabeza apoyada en las rodillas”. ¿Katrin era maestra o contorsionista?
Julio Fernández Borja

-----------------

El exotismo es un concepto basado en una apreciación personal que en muchas ocasiones supone un plus muy positivo a la hora de valorar una novela. En el caso de SÉ QUIÉN ERES lo exótico proviene del lugar donde ocurren los hechos.
En Islandia, una isla tan remota para nosotros como lo puede ser la personalidad y la forma de vida de los islandeses, el frío y la fiereza de la naturaleza determina la existencia y la conducta de sus habitantes. La novela de Yrsa Sigurdardóttir posee la mayoría de las características de la novela nórdica, pero ambientada en una atmósfera más hostil.
Desde la ciudad de Isafjordur hasta el pueblo de Hesteyri, en la península de Hornstrandir, la más septentrional de Islandia y situada en un parque natural, viajan tres amigos en invierno a reconstruir una casa que pretender dedicar al turismo cuando el verano lo haga posible.
En esos lugares  tan remotos y de difícil acceso es donde se desarrolla una de las tramas de la novela. La otra tiene como protagonista a Freyr, un médico y psicólogo forense que está recién llegado a Isafjordur y vive conmocionado por la desaparición, hace tres años, de su hijo Ben.
La autora no se recrea demasiado en la descripción de la naturaleza y los impresionantes paisajes. Sí lo hace desde el punto de vista geográfico. Todas las ciudades y pueblos que aparecen, incluso las características principales de ellas, iglesias, arroyos, casas dispersas, etc., son en la realidad tal cual las describe Yrsa Sigurdardottir. Inevitablemente hace referencia al frío, la nieve y las tormentas, y consecuentemente a la necesidad de tener combustible y ropa adecuada para no morir de frío.
La portada de la edición que hemos leído, la de la serie Roja y Negra de Random House de 2014, puede confundirnos sobre el paisaje donde acontece la historia. Aparecen unas casas de madera rodeadas de grandes árboles, una imagen que no se corresponden con la realidad. Si buscamos imágenes de la zona podemos comprobar lo árido y pelado del paisaje, sin ningún árbol que pueda ofrecer madera para calentarse, Tan exótico cómo el paisaje, son los nombres islandeses de tan difícil pronunciación. Instantaneamente nos ponemos en situación de que lo que les pase a los personajes puede estar alejado de lo normal e incluso más cerca de lo sobrenatural
Enseguida se evidenciasn las principales carencias que se encuentran Katrín, Gardar y Líf al llegar al antiguo pueblo ballenero abandonado en 1958: las baterías de los teléfonos se descargan misteriosamente, se acerca el invierno, no hay luz y el acceso tiene que realizarse por mar. Pero no serán los únicos peligros: una presencia misteriosa, la de un niño que misteriosamente aparece y desaparece, desquicia sus nervios y rompen sus relaciones personales.
Tardan, además, demasiado tiempo en ser conscientes de que la presencia de un niño con tan bajas temperaturas no puede ser humana; debe ser una figura fantasmal, algo que está muy presente en la cultura islandesa.
Desgraciadamente las peripecias de los tres amigos recuerdan más a un guión de película de serie b, donde los protagonistas se dedican tozudamente a tomar decisiones equivocadas a la vez que sufren accidentes y divergencias que nos hacen suponer a los lectores que su destino no va ser nada halagüeño.
Si lo que acontece en Hesteyri tiene que ver con una novela de intriga, thriller, de misterio o incluso de terror, la otra parte, la que sucede en un núcleo más grande de Isafjordur, corresponde más al género policial. Freyr bucea en la memoria colectiva de la ciudad recogiendo testimonios de personas que fueron testigos de misteriosos hechos ocurridos hace treinta años. Sin saberlo Freyr va a vincular la investigación de esos acontecimientos que sacudieron la vida de la pequeña ciudad con la resolución del misterio de la desaparición de su hijo ocurrido hace tres años.
La autora organiza los capítulos contando el desarrollo de las dos tramas de forma alternativa e impone desde el principio un ritmo vigoroso. Un susto en cada capítulo es el resultado de ese interés por primar la intriga en perjuicio de la coherencia del argumento.
Por desgracia la autora, añadiendo subtramas y personajes a la novela, deja demasiados hilos y demasiadas situaciones sin resolver y el lector permanece sorprendido de que todo el esfuerzo que se le exigió para seguir los lances de lo acontecido en la novela no se vea recompensado con una explicación lógica, y en vez de ello se le insinúe que las causas hay que achacárselas a la presencia de fantasmas.
En esta novela lo cotidiano y lo sobrenatural se mezclan para dar como resultado un estudiado producto que guste a una mayoría lectora atrapada en una vorágine de acontecimientos que necesitaría de ciertas paradas o momentos de reflexión.
Es posible que, como dice Yrsa Sigurdardottir en una entrevista, los fantasmas está desde antiguo muy presentes en la vida de los islandeses. En ese caso se puede entender que los que no somos de la isla asistamos confusos a la mezcla de la presencia fantasmal en la vida de los personajes. No esta muy bien resuelta, a mi parecer, la integración de la vida cotidiana y real de la gente con la comparecencia de espíritus que atemorizan, vigilan e incluso se comunican con los protagonistas de la novela.
Pero es justo reconocer que la novela atrapa desde el principio y que, si te olvidas de que algunas circunstancias que parecían claves al principio, se diluyan según avanza la historia y nada de ellas se sepa al final, se puede disfrutar de un buen reparto de personajes representativos de la sociedad islandesa actual y de un catálogo exhaustivo de las distintas formas en las que se manifiestan los fantasmas. Todo un manual.

Juan Prieto

2 comentarios :

  1. A mi me ha defraudado mucho el final, esperaba algo más inteligente, que saliera a relucir la psicopatía de Lif, pero la autora soluciona todo el lio de la trama con unos "fantasmas asesinos".

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo, Cesar, con tu comentario. Tanto interés por mantener el ritmo de la intriga deja demasiados cabos sueltos al final.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...